La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.
CASTRIL


Hay gente que guarda la moto en invierno. Hala!!, al garaje castigada y ya vendré a buscarte en mayo. Conozco compañeros de afición que incluso le quitan la batería, vacían el depósito de gasolina y tapan el escape para proteger sus monturas en los meses de invierno. Yo soy de esos que no puede esperar. Me niego a hibernar. A lo largo de los años, he ido comprando material hasta coleccionar un buen conjunto de prendas técnicas de bastante calidad para andar en moto incluso bajo cero. Con un buen equipo y un poco de sentido común, se puede rodar la mayor parte del año sin problemas.

Hoy he tenido que echar mano de todo mi equipo de invierno. Ropa interior térmica, forros, polares, cortavientos etc. Al bajar de la moto te mueves torpe y lento. Uff, parecemos astronautas. Vaya pinta!!! Eso si, de frío, nada de nada.

Me llevo las maletas casi vacías para no tener que caminar con todo el equipo encima. Chaqueta, guantes etc descansan allí mientras paramos a patear. Es importante quitarse ropa al bajar de la moto para no sudar. La piel húmeda bajo el equipo es un enemigo cruel cuando montas en moto a estas temperaturas. Mejor mantenerse seco.

Hoy vamos a visitar Castril, pero pasando por Úbeda, Quesada, el Puerto de Tíscar y Pozo Alcón. Como lo importante es el camino, hemos ido haciendo paradas fotográficas constantemente, ya que la ruta en general no tiene desperdicio. Sobre el puerto de Tíscar, solo cabe decir que si te gustan las curvas en moto, esto es un paraíso. Paisaje y trazado de los que crean afición. No hay que olvidar parar a conocer el Santuario de Tiscar y la Cueva del Agua. Vamos sin prisa, meciendo la moto con suavidad, frenando muy poco y disfrutando de cada curva hasta llegar a nuestro destino. Una vez estamos en Castril, lo primero que hacemos es buscar la bajada hacia el río. Nos quedaba poco tiempo de luz.



Castril se encuentra en la comarca de Huéscar, ya en la provincia de Granada. Cuenta con un paisaje y un entorno magnifico para andar en moto. Imagínate, la Sierra de Castril linda con la de Cazorla, Segura y las Villas y con la Sierra de la Sagra. Verbena de curvas por donde mires. Su población ha ido descendiendo a lo largo de los últimos años, y según leo, ronda en la actualidad los dos mil quinientos vecinos. Destacan en este pueblo, su iglesia parroquial y la Peña del Sagrado Corazón, así como el paseo del río que ha centrado en esta ocasión nuestra visita a Castril.



Lo cierto es que estuve aquí una vez y aunque hace ya algunos años, recordaba con detalle este pueblo. Quería volver a la Arboleda Perdida para que Ana conociera este lugar. Recordaba que a la entrada del paseo, había un texto encantador de Jose Saramago en un panel de madera. Habla de la sencillez, de la humildad y de la sabiduría. No voy a copiarlo aquí, ni tampoco te lo voy a resumir para no destrozarlo.Lo mejor es que vayas allí y lo leas personalmente. Yo lo he vuelto a hacer hoy y me ha gustado incluso mas que cuando lo leí por primera vez. Sublime. La simbiosis medida entre relato y entorno, prepara al visitante para internarse en este paseo pequeño pero perfecto. Hace tanto frío, que no hay nadie mas. Estamos solos en este parque de cuento. Sabedores de nuestro privilegio, caminamos en silencio por el piso escondido bajo un manto esponjoso de hojas recién caídas. Huele a otoño y a tierra mojada. Desde la arboleda, se oye el rumor del río rompiéndose en la piedra. Allí donde acaba el paseo, sigue el camino por una pasarela colgada en la pared de roca que forma la garganta del río Castril. Un puente colgante y un túnel nos llevan hasta otra zona muy arbolada. Explosión de ocres, amarillos y tonos otoñales. Empieza a faltarme luz para hacer mis fotos, pero aprovecho hasta el último minuto. Tiro a isos altos, apoyo la cámara en piedras y en arboles para darle mas tiempo al sensor. Lo que sea con tal de llevarme imágenes de este momento. Cuando mi vieja Nikon no da para mas y casi sin luz, deshacemos nuestros pasos para volver hasta la moto.



Aquí, el breve paseo se convierte en una experiencia memorable. En total no mas de quince o veinte minutos, pero suficiente para saber que este lugar tiene un encanto especial. Puede ser la nitidez de la luz, el aire impoluto o quizá el olor de la tierra mojada. A lo mejor todo es culpa del relato de Saramago, pero lo cierto es que de aquí sales pensando en volver. Por eso, me alegro de haber acabado hoy en este entorno privilegiado. De haber encontrado de nuevo esta Arboleda Perdida. Porque este paraje es estimulante. Si no lo has hecho ya, creo que debes venir a conocerlo, leer el relato de Saramago y disfrutar de la paz y la calma que sólo lugares así transmiten.






MAPA DE LA RUTA.


Ver mapa más grande


PARA SABER MAS:

- Castril en wikipedia.

- Ayuntamiento Castril

-

11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo en lo de no dejar hibernar a la máquina, sino, nos perderíamos crónicas tan guapas como esta, enhorabuena!, y como siempre, tomo nota ;-)...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente crónica y hermosas imágenes, te felicito.

    ResponderEliminar
  3. Precioso paraje, si señor. En cuanto al tema del frío, yo me resisto a dejar la moto guardada, pero también es verdad que en mi zona tenemos 4 días de frío. Si viviera en la zona centro seguro que me tocaba hibernar. Aún así estoy saliendo más de lo que yo pensaba.

    ResponderEliminar
  4. De verdad que das ganas de conocer el Sur. Enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  5. Preciosas fotos y magnifica cronica. Gracias por compartirla, tomo nota. ¿Hibernar? Ni de coña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un lugar muy interesante.. una suerte poder disfrutarlo en pareja ;)
    Gracias por compartir..

    ResponderEliminar
  7. muchas gracias a todos por pasar a comentar. Mientras que hago otra escapada, espero ir leyendo las vuestras. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  8. Hola. No, las pestañas están a la derecha. Si te salía la crónica directamente era porque esa era la última entrada que había escrito. Pero ya tiene su enlace en "Grandes rutas" y he escrito otra pequeña entrada para que así no salga la crónica directamente.

    ResponderEliminar
  9. Empiezo a hacer cálculos para ver aquello....

    ResponderEliminar
  10. Pues intenta hacerlo coincidir con Cazorla entrando por Tiscar y saliendo por Santiago de la Espada...mega vuelton brutal de paisajes y moto en estado puro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...