La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

las cosas que me enseñaron a mi.

No todo el mundo tiene acceso a la misma educación. Hay una parte, que como vulgarmente se dice "se mama". Por mas que estudies o te esfuerces, a todos no les explican las mismas cosas, ni aprenden los mismos valores. Gracias a Dios, esto no es así.


Cada cuál recibe unas aportaciones a lo largo de su vida, bebe de unas fuentes, establece sus jerarquías y crea su escala de valores. Asi se construyen las personas que no somos mas que productos de nuestra experiencia y de nuestro aprender al vivir. A veces, hay una relación directa entre tu procedencia y los principios que después rigen tu vida, otros salen del agujero y miran mas lejos. Pero todos somos diferentes porque nadie vive la vida de otro. Aunque solo sea por contrastar, para dejar patente esa diversidad, te contaré con tu permiso algunas premisas que me enseñaron como fundamentales en su día.

Yo tuve la suerte de que me enseñaran desde pequeño, que la envidia es el pecado mas peligroso porque incluye la penitencia. El envidioso es un desgraciado por decreto, nunca puede ser feliz del todo ni un solo día en su vida, porque siempre hay quien le gane en algún aspecto que él considere de interés.
Me dijeron también lo inteligente que es alejarse de quien no se alegra de tus éxitos, ya que solo tu fracaso le agradará. El envidioso o acomplejado es malicioso y un peligro potencial. No esperes nada bueno por tanto de quienes resentidos viven amargados esperando que la desgracia ajena les haga crecer. Esta es la verdadera miseria del ser humano, y puede caerse en ella desde cualquier estrato social. Vivir enano mirando como vive el resto o quien tiene algo que anhelas o que envidias. Menudo desperdicio. Hay gente que "vive" tanto la vida de otros, que se le olvida vivir la suya. Vamos, dicho a las claras que estas en el mundo porque tiene que haber de todo. Biodiversidad.. Personajes de relleno. Triste.

Me explicaron también, que mirar y estar pendiente del vecino y del resto, es una actitud garrula y cutre, de personas ociosas y maliciosas. Cotillear es una ordinariez y preocuparse de lo que hacen los demás resta tiempo para dedicarte a tus asuntos. No tardé mucho en saber que es de gentuza medir a las personas por lo que tienen. Por lo que ganan.


Sé que mucha gente de poca categoría confunde lo que eres, con lo que haces, con lo que tienes, con lo que dices, con lo que pareces y asi sucesivamente. Superficiales sin conocer jamas lo esencial, huecos y vacios...que imbéciles. Con lo facíl que es... Eres lo que eres, ni mas ni menos y ya puedes darle las vueltas que quieras, disfrazarte de intelectual, comprarte un Jaguar o hacer el pino con las orejas. Lo que eres, eres. Y si eres un envidioso o un miserable, lo tienes jodido hagas lo que hagas. No me ensucies a mi en tu busqueda de la felicidad, porque tú renunciaste a ella el mismo dia que envidiaste por primera vez.

Sabedor de esto, mi obsesión por alejarme de la vida de los demás, por no querer saber, me ha llevado a veces a extremos curiosos como olvidar las caras, nombres y apellidos de gente muy cercana, o no saber donde o con quien vive gente bastante conocida. ¿como esta Pepe? y Maria contesta, me divorcié de Pepe hace tres años. A veces dudo al preguntar hasta los mínimos de cortesía, por si acaso. Ha habido muchas anecdotas u ocasiones en las que me ha traicionado este "pasotismo anti social". No prestar atencion a los chismorreos conduce a situaciones asi.

Recuerdo que una vez mis compañeros de barra de mi época adolescente, no podían creer que no tuviera ni remota idea de quienes eran un montón de personajes del pueblo super conocidos por tener mucha pasta, según decían. Ya habían oido en sus casas o averiguado por su cuenta, sus capitales, sus nombres, apellidos, vehículos etc y ya desde jóvenes rendían culto casposillo al objetivo cumplido de contar billetes todo el día...que lejos le queda todo ese chismorreo pueblerino a uno que no sabia ni quien era el dueño de la ferretería del pueblo ni quien vendía mejor lo poyos...y es que entonces y ahora, me importaba un carajo, así, literal.


Mi madre por entonces estaba absolutamente obsesionada con la literatura de un señor de Ubeda que no vendia nada, ni tenia mucho dinero, pero que fué protagonista de la tesis doctoral que ella preparaba. Antonio Muñoz Molina era el idolo de masas en mi casa por entonces. Siendo yo niño, ya me parecia llamativo que teniendo en el pueblo un escritor así, la gente no hablara de él. Creo que al margen de mi familia, era de la única persona que yo oía hablar en casa y siempre para bien.  Despues se hizo famoso, salió en la tele mucho y también ganó dinero. Ahora supongo que ciertos compañeros de barra lo habran añadido a la lista de ubetenses venerables junto a ricos comerciantes.

Por esto, de estos adinerados señores que comentaban mis compañeros de instituto, entonces y ahora, me preocupa solo que les fuera muy bien y que fueran muchos los señores tan ricos que habitaran en mi provincia. De esta forma, ya me encargaría yo de convencer a alguno para que me dejara ganarme mi parte y que ganaramos los dos. Con el tiempo descubrí que donde abunda la envidia, el capital huye y con él, el trabajo, la empresa y la prosperidad. Pero en general, puedo afirmar que admiro mucho mas la grandeza de las personas que la de sus cuentas corrientes. Por otro lado sabemos, que aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Y que un cateto no deja de serlo al montar en el Mercedes ni al vestir mas caro. La confusión es grande con estas cosas y a veces creo que se envidia lo que se debería admirar, y que se valora muy poco las cosas verderamente importantes. Siempre me alegro de la prosperidad ajena, pero admiro lo que no se compra ni se vende.


Aprendí con sus matices, que el dinero es para gastarlo. Que vivir bien incluye unos gastos. Que gastar es repartir, que si te tomas dos cañas en tu bar favorito al salir del trabajo estas repartiendo tu salario con el dueño del establecimiento. Que viajar es terapia y riqueza. Que todo el mundo tiene que comer, y que acumulando billetes en casa no seras mas feliz ni te haras rico nunca. Que es tan inepto el que no sabe ahorrarlo porque nunca tendrá nada, como el que no sabe gastarlo, porque siempre será pobre al no poder disfrutar su riqueza por poca o mucha que sea. Hay gente que es pobre siempre, aunque tenga dinero. Tambien hay gente que sabe ser muy rica con bastante poco.

Supe también que siempre habrá mas afortunados y mas perjudicados que tu, y que la mejor forma de ser feliz consiste en alegrarse por quienes ya tienen suficiente y ayudar a vivir mejor a los menos afortunados siempre que esté en tu mano.

En casa nos explicaron que a nadie le regalan nada. Que las cosas hay que ganarselas, y que hay que esforzarse para conseguir casi todo. Sin ser buen estudiante, siempre tuve la seguridad de que la cultura y la formacion se incorporan a tu ser. Las fincas, los coches y los billetes no. La riqueza cultural es la unica que acaba formando parte de ti. La demas va y viene, pasa y vuelve. Solo te hace mas grande y mas rico aquello que no se puede llevar hacienda. Aquello que nadie te puede quitar. Tus vivencias, tu experiencia, tu cultura y tus valores, lo que hayas leído, lo aprendido, tu memoria y tus recuerdos...


Hay gente que solo de verte feliz, de saber que incluso cuando las cosas no van bien estas satisfecho contigo mismo, solo con eso ya sufren. Esto ya les da rabia. No trates de averiguar porque envidian. El envidioso, el resentido o el acompleado lo es por naturaleza. Da igual quien seas tu, los enfermos sociales son ellos. Te puedes estar muriendo y llegara un imbecil a envidiarte o a criticarte. No quieras saber mas. Alejate y sobre todo, no les dejes gobernar o influir en tu vida, porque por bien que los trates, si pueden, te la juegan.

4 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes. Pero yo soporto menos al hipócrita. Al envidioso lo ves venir enseguida y al hipócrita no siempre lo descubres a tiempo. Lo malo es que muchas veces estos dos vicios se funden en un mismo ser humano y se convierte en un ser despreciable, para mí claro.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno y mucha verdad en estas lineas.
    Tambien coincido con Artus.
    Y por otro lado, reconozco mi poca cultura, pues no conozco al Sr. Muñoz Molina, pero intentare enmendarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno Banditdo, nadie puede conocer a todos los escritores de España, lo de Antonio era un ejemplo de lo que la gente valora y lo que pasa inadvertido en un pueblo. A mi me parece muy lento, muy descriptivo y que requiere paciencia. Pero escribe impresionante.

    Coincido con vosotros en lo de la hipocresia, pero creo que muchas veces la gente es falsa para que no se sepa lo envidiosa y acomplejada que es...creo que van juntas de la mano.

    Muchas gracias por pasar y comentar.

    ResponderEliminar
  4. No permito anonimos en este blog por considerarlos cobardes. Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...