La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

LA CARA "A" DE LAS MOTOS.

Lo se. Conozco la fina linea que separa la aficion y el hobbie, del esperpentico ejercicio super friki de la exageracion desmedida y la dedicacion abusiva a placeres sin mucho sentido.

Sin embargo he gastado mi dinero, mi tiempo y mi esfuerzo en montar en moto todo lo que he podido y mas. Tengo mejor ropa de moto que de calle. Conozco mas gente por mi afcion a las motos, que por cualquier otra dedicacion de mi vida.

He visto a un señor de sesenta años operado de una lesion de espalda de gravedad, hacerse un Andorra-Badajoz bajo la lluvia, solo por pasar unas horas con sus amigos moteros. He visto a mi hermano, quinta esencia de la prudencia y la mesura, sonreir bajo el casco tras 11 horas ruteando sin parar por el pirineo navarro. Mi amiga Olga, luchando contra un cancer y mermada por los efectos de la quimio, se ha pateado media España a lomos de su Pan European a poco que las piernas le han dejado caminar. Mi amigo "el cura" ahorra meses de sacrifio y trabajo mal valorado para desaparecer a modo de terapia, con su strom por Europa en solitario.

Sin duda, aqui pasa algo raro. No es como el friki que colecciona muñecos de la guerra de las galaxias, o como el que se pasa el dia viendo pelis de van dame. La moto es mucho mas, infinitamente mas que una aficion cualquiera. Engancha. Es imposible no repetir cuando picas una vez y conduces un chisme de estos. Tiene algo que hace de cada segundo una experiencia unica e irrepetible. Desde el miedo, al placer puro, alberga todo un mundo de sensaciones. Enganchados en este mundillo, encontraras desde el mas culto catedratico, al cafre mas primitivo y animal que hayas visto nunca, personajes de lo mas variopinto se enconden tras estas maquinas y el universo que las rodea.

Como sera de fuerte esta adiccion, que personas de las mas diversas concepciones, procedencias, edades o niveles socio culturales y economicos, que jamas habrian intercambiado dos palabras y mucho menos se hubieran sentado juntos a comer, pueden llegar a ser amigos en este entorno de salidas y viajes, por el simple hecho de mirarse a la cara y enterderse. Sonrisa complice bajo el casco tras una mañana inolvidable de ruta. Sentimos lo mismo, los demas no. Esto une y de ahi la marcadisima tendencia del colectivo motero a asociarse y reunirse para disfrutar de esta pasion de forma mancomunada, olvidando las diferencias que sucumben ante el potente magnetismo que generan un puñado de motos imponentes curveando entre las montañas.

Pero la moto es mucho mas. Engancha y une, pero tambien mata. No hay nadie en este mundo de locos que no haya enterrado ya a algun amigo a causa de esta droga dura. Es sorprendente como la dramatica experiencia de perder a un compañero en la carretera, te une mas aun a los que quedan vivos. Es entonces cuando entiendes, que quiza, merezca la pena, que el chico que hoy no esta, tambien sintio un dia lo que hoy sientes tu. Y sin embargo no pudo parar. Al menos sabemos que estuvo mas vivo cuanto mas hizo aquello que le apasionaba. Mañana saldremos otra vez.

La moto tambien es competicion, es deporte, es resistencia, es viaje, cultura, mecanica, amistad, compañerismo, libertad, riesgo, adrenalina, tecnologia, industria, espectaculo, empresa, internet...hay mil vertientes, mil formas de entenderla y disfrutarla.

Cada caracter, cada persona, cada etapa de la vida, pide un tipo o una clase de moto. Las deportivas, las turisticas, las traileras, las de enduro, las custom...Viendo tu moto, puedo sospechar tu forma de conducir, lo que buscas. Puedo saber bastantes cosas de ti sabiendo solo la moto que has elegido para disfrutar la aficion. Cada tipo de moto tiene sus especialidades, submundos de ruedas de tacos desgarrando el barro, o cromados que relucen a kilometros, o fotos de motos de grandes maletas buscando el paisaje perfecto a varios miles de kilometros de casa.

La moto es todo esto. No soy ningun friki, mas bien, y nunca mejor dicho, el que la lleva la entiende.

3 comentarios:

  1. Manuel23:24

    De acuerdo, no hay nada másque añadir. Me siento un tanto friki de vez en cuando, pero disfruto, mucho; el hierro ese que duerme en mi garaje me da tranquilidad y me evade incluso aunque no la tenga entre las piernas.

    ResponderEliminar
  2. Imposible añadir nada o mover una coma de sitio, simplemente perfecta.
    Enhorabuena camarada por esta entrada sensacional

    ResponderEliminar
  3. Gracias Yamajos !!! pero leete tambien la cara "b" jeje

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...